Verdades Bíblicas
Suscribirse

Llora con los que lloran (PDF) Edición en PDF

Llora con los que lloran

Encontramos este pasaje en Romanos 12:15. Ahí, empezando del verso 14 leemos:

Romanos 12:14-15
“Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis. Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.”

“Llorad con los que lloran”, dice la Palabra de Dios. Habrá tiempos en que la gente a nuestro a alrededor o nosotros mismos pasemos por situaciones difíciles; situaciones que pueden traer aflicción y llanto. Entonces, ¿Qué debemos hacer? Debemos permanecer juntos uno con el otro, teniendo compasión y comprensión, “llorando unos con los otros”. Cuando los 3 amigos de Job fueron a verlo, se rasgaron sus vestidos y lloraron con él (Job 2:11-13). Cuando Jesús fue con la familia de Lázaro, lloró (Juan 11:35). Como en 1 de Corintios 12:25-26 dice:

1 Corintios 12:25-26
“Para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros. De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.”

Habrá veces en que algún miembro del cuerpo será honrado. Vamos a regocijarnos con él. Y habrá otras veces en que algún miembro del cuerpo sufra. Suframos con él. Como Santiago dice, en cuanto a la gente que sufre, como las viudas o los huérfanos:

Santiago 1:27
“La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.”

¿Hay algún hermano en problemas? No lo eviten. Visítenlo. Sufran con él. Hay un tiempo para llorar, un tiempo para reír dice la Palabra de Dios (Eclesiastés 3:4). Eso no es solo para algunos de nosotros sino para todos. Y del mismo modo, si es el tiempo de reír y gozarse, no seamos celosos y regocijémonos con nuestro hermano.

Anastasios Kioulachoglou

 

Español: Aleida López de Steinmetz
Versión Bíblica: Reina-Valera 1960