Verdades Bíblicas
Suscribirse

Estudio: ¿Resurrección o vida inmediatamente después de la muerte? (PDF) Edición en PDF

Las referencias de las almas en Apocalipsis 6:9 y 20:4

(Nota: Este artículo es parte del estudio titulado: ¿Resurrección o vida inmediatamente después de la muerte? Se le aconseja al lector leer también los otros artículos de este estudio.)

Una referencia bíblica que frecuentemente se usa por la tradición que quiere a los muertos vivos sin resurrección está en el libro de Apocalipsis y en los siguientes pasajes: Apocalipsis 6:9 y 20:4. Estas dos referencias están relacionadas una con la otra muy estrechamente y por eso las veremos juntas en este artículo. Empezando en Apocalipsis 6:9 leemos:

Apocalipsis 6:9-11
“Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.”

Gran parte del malentendido aquí es causado por la palabra “alma” la cual inmediatamente se interpreta como las almas de los muertos que viven en algún lugar. Esto es porque todos estos años nos han enseñado que una vez que alguien muere entonces “su alma va al cielo, donde vive con Dios o va al infierno donde es atormentada eternamente”. Pero tenemos que definir una palabra así como la Biblia la define. Y alma no se usa con ese significado en la Biblia. El artículo “Espíritu, Alma y Cuerpo”, da los elementos para entenderlo, aclarando lo que hay en el alma. En pocas palabras, el alma es lo que le da vida al cuerpo. Mientras tengas vida, tienes alma, alma-vida. La vida y el alma son palabras frecuentemente usadas como sinónimos una de la otra. La versión King James traduce 40 veces la palabra griega “psuchi” la cual en griego significa “alma” como “vida” y no como alma.

Aparte de este uso, la palabra en Griego “psuchi” se usa muchas veces con el significado de “personas”. Por ejemplo en Hechos 27:37 que dice:

Hechos 27:37
“Y éramos todas las personas (Griego: “psuchi”) en la nave doscientas setenta y seis.”

1 de Pedro 3:20
“cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, (Griego: “psuchi”) es decir, ocho, fueron salvadas por agua.”

Hechos 7:14
“Y enviando José, hizo venir a su padre Jacob, y a toda su parentela, en número de setenta y cinco personas. (Griego: “psuchi”)”

Vas a encontrar muchos ejemplos como esos en la Biblia. En lugar de decir “personas” dice “almas”. Sin embargo, el significado es el mismo. Ahora, volviendo al pasaje de Apocalipsis, cuando leemos que Juan dice: “vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían” lo que significa es que vio a las personas que han sido asesinadas por causa de la Palabra de Dios y su testimonio. ¿Cómo vio a esas personas? En una visión. “Estaba en el espíritu…” leemos en Apocalipsis 1:10, mientras que en Apocalipsis 9:17 dice: “así vi en visión…”. Lo que Juan estaba viendo era una visión y ver algo en visión no significa que literalmente está ahí o que literalmente está sucediendo1.

Actualmente, hay una prueba más que clara que esos mártires de Apocalipsis 6 NO vivían en algún lugar en el cielo cuando aparecieron hablando. Esta prueba, es de hecho la segunda referencia de las “almas” en el libro de Apocalipsis. Esta en Apocalipsis 20:4-6 y dice:

Apocalipsis 20:4-6
“Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.”

“Las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la Palabra de Dios” de Apocalipsis 20:4 obviamente son las mismas que “las almas de aquellos que habían sido muertos por la Palabra de Dios y por el testimonio que tenían” de Apocalipsis 6:9, mas los mártires que habían muerto mientras tanto. Esas no son “almas flotando por ahí” sino personas, los muertos que fueron asesinados por su testimonio de Jesús y por la Palabra de Dios. ¿Qué es lo que leemos de ellos en Apocalipsis 20:4-5? Leemos que “vivieron” y reinaron con Cristo por mil años”. “Vivieron” obviamente significa que ¡antes no vivían! De otra forma ¡no podrían volver a vivir! ¡No estarían viviendo ya! El verso 5 también lo pone en claro “los otros muertos no volvieron a vivir…” En otras palabras, antes de Apocalipsis 20:4 nadie de ellos estaba vivo. Después de Apocalipsis 20:4, aquellos que fueron decapitados por la Palabra de Dios, de muertos volvieron a vivir. ¿Cómo? De la única manera que un muerto vuelve a vivir: ¡mediante resurrección” Lo leímos en el pasaje anterior: ¡“Esta es la primera resurrección”! Todos los otros siguieron estando muertos (“no volvieron a vivir” dice la Palabra de Dios).

Resumen

Habiendo visto lo anterior, podemos volver a Apocalipsis 6:9-11. ¿Qué fue lo que vio Juan ahí? Aquellos que fueron muertos por causa de la Palabra de Dios y su testimonio. Estaban hablando y pidiéndole a Dios que vengara su sangre. ¿Estaban esas personas muertas, vivas –aunque no habían resucitado- y estaban literalmente hablando? No. Lo que Juan vio fue una visión. Como decimos en los artículos sobre la transfiguración de Cristo; “El hecho de que algo o alguien sea mostrado en una visión no requiere su presencia física en la visión. Es una imagen que Dios da para comunicar un mensaje a aquel al cual le da la visión.” Se refiere al lector a ese artículo para un análisis más detallado de la palabra visión en la Biblia. También vimos que Apocalipsis 20 pone muy en claro: que esos muertos no están vivos ahora. Serán revividos en el futuro, con la resurrección, y reinarán con Cristo 1000 años. También aclara –refiriéndose a los muertos que aun no han sido resucitados- que “los otros muertos no volvieron a vivir”, lo cual significa que continuaron muertos. Y muerto significa muerto – sin vivir con Cristo, ningún lago de fuego todavía. Eso viene después, en los versos 11 al 15 de Apocalipsis 20.

Anastasios Kioulachoglou

Español: Aleida López de Steinmetz
Versión Bíblica: Reina-Valera 1960



Notas al pie

1. Eso lo hemos analizado en detalle en nuestro artículo Moisés y Elías en la transfiguración del Señor